De mochilero por Perú- día 7

Hoy viaje por el lago titikaka visitando las islas de Uros y Taquile.

El día comenzó a las 6:30 con el desayuno en la planta 5 porque a las 7:15 Nos venían a recoger por el hotel.

La excursión la hicimos en barca rápida que permite estar más tiempo y comer en la isla Taquile y regresar como una hora y media antes que con las lanchas normales. Sin duda totalmente recomendable el Tour en lancha rápida.

Dejamos puno al fondo y por los canales nos acercamos a las islas flotantes de Uros. Están hechas de totora, el Junco que crece en el lago.

Nos explican cómo se construye, que tienen una vida de unos 30 años, que en la que estamos viven 6 familias. Tienen luz gracias a unos paneles solares.

Por 10 soles te llevan a dar un paseo de 20 min en un barco hecho de totora, otra forma de sacar dinero al turista. Apenas te desplazan unos metros. Después del paseo te enseñan sus casas, te pones sus ropas para las fotos y por supuesto te ofrecen artesanía.

Es una pena el montaje que tienen preparado ahi haciéndote creer que viven en la isla que te enseñan cuando la realidad es que viven en Puno.

Salimos de esa isla y nos llevan a otra isla restaurante y tienda… por si necesitamos ir al baño o sellar el pasaporte.

En unos 15 minutos volvemos al barco para un paseo de hora y media hasta la isla Taquile.

El lago es inmenso y por momentos te olvidas que no estás en alta mar.

Llegamos a la isla y tenemos una subida de 1 km, que los locales la suben en 10 min. A mi me cuesta bastante más. Hay que recordar que estamos por encima de los 4000 metros sobre el nivel del mar y los que no estamos acostumbrados lo notamos mucho.

Llegamos a la plaza central con tiempo para descansar, beber algo y sacar fotos. A continuación seguimos la marcha hacia el otro lado de la isla parando para comer en un restaurante comunitario. Sopa y trucha es el menú.

Bajamos al embarcadero y directos a Puno en un paseo en barca de otra hora y media. Después de un tiempo estupendo llegamos al embarcadero de Puno lloviendo.

Se nos estropea el plan de dar una vuelta por la ciudad así que descansamos un poco, cenamos con una pareja majisima de argentinos y al hotel a por las mochilas y a la estación de autobuses que nuestro bus sale a las 10 de la noche en dirección a Cusco.

Por 50 soles vamos en la compañía Transzela en sillón cama. A ver como dormimos está noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *